FRATERNIDAD CRISTIANA
DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD
DE MADRID
   
Saludo del Responsable

Viky nació en Pedrao, municipio brasileño del estado de Bahía, un 29 de mayo de 1965. Su enfermedad se originó en el mismo momento del parto, pues la mala utilización de los fórceps le produjo desgarros en los músculos y tendones de los hombros. A causa de ello sus brazos ya no pudieron moverse a pesar de haberse sometido posteriormente a más de una intervención quirúrgica. Por tal motivo, tuvo que aprender a desenvolverse en las actividades propias de la vida diaria utilizando sus pies. Preguntada una vez si ella fue consciente de cuándo se produjo ese radical cambio, comentaba que no, que fueron sus padres los que contaban que ya en la cuna, con tan solo unos meses de edad, cogía con los pies la sabanita para arroparse. Además de estas intervenciones, también se sometió, en la adolescencia, a otra de fijación de columna en Navarra, para paliar en parte la escoliosis que sufría y mejorar su capacidad pulmonar.

Era la mayor de tres hermanos, (José Luis y Jorge). Estudió en un colegio religioso y terminó la carrera de Trabajo Social, ejerciendo como tal en el SAMUR SOCIAL del Ayuntamiento de Madrid. Parte de su infancia la pasó en Burgos, donde estuvo destinado su padre, empleado de la Compañía Telefónica Nacional de España. Al ser su madre, Ivette, brasileña, y su padre español (Toledo), adquirió la doble nacionalidad, sintiéndose muy orgullosa de sus dos países de ascendencia, soliendo viajar al país sudamericano con cierta frecuencia para visitar a parte de su familia materna.

Con el tiempo, tal fue la habilidad que adquirió con sus miembros inferiores que también probó suerte con la pintura. Haciendo gala de su fuerza de voluntad y perseverancia, no solo consiguió aprender las técnicas pictóricas, sino que se hizo una afamada artista en este campo, participando en varias exposiciones y siendo miembro activo de la Asociación de Pintores con la Boca y el Pie. Allí conoció a Dolors Vázquez a quien estuvo unida con una gran amistad hasta el fallecimiento de esta última. A través de Dolors supo de la existencia de Frater y pronto se unió a nuestro Movimiento, en concreto, un 5 de noviembre de 2005, en la convivencia mensual de nuestra diócesis de Madrid. Cuatro años más tarde, en la Asamblea celebrada el 27 de junio de 2009, es elegida Responsable Diocesana. A partir de entonces su labor fraterna ha sido incansable y continua: desde mantener contactos con las más altas esferas sociales y eclesiásticas, hasta prestar la más sencilla de las ayudas al pequeño y humilde de los compañeros. Nos consta que muchas necesidades personales de distintos fraternos fueron resueltas gracias a su labor y tenacidad, y siempre bajo el mandato evangélico de: “…que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha” (Mt 6:3).

Cuando dejó la responsabilidad diocesana, prosiguió con su labor en el Equipo de Vida y Formación del Barrio del Pilar. También desde esos momentos puso a disposición del Equipo Diocesano entrante su trabajo y experiencia, habiendo sido hasta el triste día de su muerte, representante ante la Delegación Diocesana de la Discapacidad y representante de Madrid ante el Equipo General de Frater España en las distintas Comisiones, Asambleas, Semanas de Frater, etc. También es de mencionar su participación en el Congreso de Laicos y en las Jornadas de Apostolado Seglar. Asimismo, alternaba su labor fraterna con otras relacionadas con el colectivo nuestro como la JMJ-2011, Mesa de la Discapacidad, Foro de la Vida Independiente, Hospitalidad de Lourdes, Hospitalidad Jesús de Nazaret…

Destaquemos igualmente el buen trabajo realizado en las convivencias mensuales, en la creación y mantenimiento de la página de Frater en Facebook, y en las colonias de verano, siendo su última aportación en tal sentido, la creación de una colonia virtual que ha tenido lugar, muy satisfactoriamente, en agosto pasado. Y si hemos de destacar algo que la caracterizara, quedémonos con su fe, una fe sencilla e inquebrantable que calaba en quien estuviera a su lado. Jamás se la vio preocupada ni manifestar queja alguna; muy al contrario, era la primera en quitar importancia a las cosas y siempre confiaba en que Dios proveería (como así resultaba ser).

Viky era una persona divertida y alegre que no perdía ninguna oportunidad que la vida le ofrecía. Nada se le ponía por delante. Hizo varios cursos, viajó a diferentes países, se movía en muy diferentes ambientes… y siempre tuvo una mano amiga que le ayudara, porque estar junto a Viky era ya un regalo de Dios. ¡Quién iba a pensar que algo tan pequeño como un virus iba a poder con alguien tan GRANDE! ¡Ella que tanto se cuidaba! Estamos seguros que el Señor la necesitaba más que nosotros para que le echase una mano allí arriba y Viky, como siempre, no supo decir no. Eso que han ganado en el cielo.

Frater -Diócesis de Madrid-
Felicitación de la Navidad 2019
Equipo Diocesano de Madrid Mensaje de la Pascua del Enfermo 2014
Quiénes somos y qué hacemos Avisos fraternos
Dónde estamos Buenas nuevas
Estatutos de la Fraternidad Otros documentos de interés
Boletín de la Fraternidad El rincón del discapacitado
Calendario Curso 2019-2020 Mercadillo: compra, venta, trueque...
Viaje a Roma. Galería de imágenes
¡¡¡ 50 Años de FRATER !!!
"Solidaridad con Nicaragua" (29-7-2018)
Jesús, con los enfermos y discapacitados
"Comunicado de Frater ESPAÑA con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad (3/12/2015)"
Mensajes del P. François
Otros fraternos memorables    
Galería de imágenes  
Colaboradores
Patrocinadores y benefactores
Información legal
Enlaces recomendados
Contacta con nosotros
 
 
  Esta Fraternidad de Madrid es miembro de FRATER España
y de FRATER Intercontinental
Página optimizada para cualquier resolución gráfica estándar.